sábado, 29 de agosto de 2015

HOGAR SANO



HOGAR SIN TÓXICOS 1

Nuestro hogar, que llenamos de enseres y muebles atropelladamente, pintamos de colores que quizás muerden y ponemos ambientadores que nos intoxican. 

Los muebles de último diseño, formas extravagantes sin relación con el espacio, fabricados con fórmicas y materiales plásticos o madera prensada y atiborrados de formaldehido que segregan productos  tóxicos durante mucho tiempo.

Cada vez somos más conscientes del arsenal de productos químicos que cohabitan con nosotros, sin embargo, en la mayoría de los casos, no hacemos caso de las recomendaciones que, con boca pequeña y a menudo ilegible, figuran en las etiquetas de los envases.

Además, solemos pasar más del 70% de nuestra existencia en espacios cerrados, y del 30% restante, una buena parte es bajo los efectos de la contaminación. Está clara pues la necesidad de salir a espacios alejados de ciudades donde la renovación de aire saludable en nuestros pulmones esté garantizada.


Por otro lado, en nuestra propia casa estamos rodeados de productos químicos aparentemente inocuos y con un potencial de peligrosidad realmente alarmante. La acumulación de tóxicos y alérgenos como ambientadores, perfumes, productos de limpieza, jabón, fibras sintéticas, ácaros, moho producen, cuando menos inflamaciones, cefaleas, eccemas, rinitis… 
Los VOC son compuestos volátiles orgánicos, sustancias químicas basadas en el átomo de carbono que se evaporan con rapidez (volátiles) y que son en general irritantes. Hay VOC naturales y los hay sintéticos y se suelen encontrar en colas y disolventes, pinturas y resinas, epoxis, productos de limpieza, moquetas, material aislante, aerosoles, ambientadores, tejidos sintéticos…
La ventilación es la clave para empezar a mejorar nuestro hogar. En el aire se encuentran partículas de moho, epitelio, polen, residuos de combustión, bacterias, virus y pesticidas. Todo un mundo toxico…el de los pesticidas.
Medidas como mejorar el aislamiento, reducir la humedad, crear más ventilación natural, utilización de moquetas antialérgicas, reducción de materiales que utilicen formaldehido, utilización de pinturas con base ecológica y sin disolventes VOC.
Algunas sustancias tóxicas tienen efectos inmediatos. Otros productos tienen su peligrosidad  a largo plazo y si se producen sucesivas exposiciones.

Limpieza en casa



    1) Siempre que sea posible, compra productos libres de tóxicos. Tu salud y la de tu familia lo agradecerán. Tómate un minuto para leer cuidadosamente la etiqueta. Si hay alguna palabra que no entiendes, apúntatela y la miras en Google, quizás te sorprendas de la porquería que nos meten en los botes.

      2)  Selecciona tus productos que están fabricados con sustancias de origen vegetal (aceites de cítricos, semillas, de pino…) son biodegradables y menos tóxicos.


     3)  Elige pulverizadores manuales en vez de aerosoles, el gas que llevan es muy peligroso para la salud y el medio ambiente, además producen una niebla fina que se inhala fácilmente.

    4) Utilizar productos sin perfume. Generalmente, detrás de la esencia de rosas no se encuentra un ramillete de rosas machacadas sino compuestos químicos altamente peligrosos. Ojo con los inciensos.

     5)  Mantener la casa limpia. Empezar por quitaros los zapatos al entrar a casa, al principio puede ser un rollo, pero pronto se aprecian los beneficios y se convierte en un hábito para toda la familia. Los zapatos arrastran gran cantidad de productos tóxicos.

     6 ) Aspirar las alfombras muy a menudo. Si alguien de su familia tiene síntomas de alergia es mejor retirarlas. Los niños suelen jugar descalzos en las alfombras pensando que están más protegidos que en el frío suelo. Esto no es verdad.

    7) Para limpiar, utiliza vinagre, jabones a base de plantas, limón, bicarbonato…El bicarbonato funciona muy bien para limpiar fregaderos, bañeras, lavabos…Además de manos, dientes, etc. El aceite vegetal con zumo de limón le da un acabado especial a tus muebles.


     8)  Es mejor eliminar los problemas de olores en vez de encubrirlos con ambientadores. Utiliza, en todo caso, esencias naturales. Agua y vinagre para limpiar cristales y griferías.

      9)  Si vais a reformar la casa o a construir una nueva, utilizar materiales con un porcentaje muy bajo o nulo de formaldehido. Este VOC ha demostrado ser muy perjudicial para la salud de los seres vivos.


1  10) Elegir pinturas sin VOC. Pide la hoja de producto y asegúrate de lo que tú y tu familia vais a respirar en casa.



No hay comentarios: